Ascensión a La Gran Facha - Pirineos


  Sabado 6 de Julio de 2019

Descripcion de la ruta:
Después de hacer noche en el refugio de Respomuso, emprendemos la ruta para hacer cumbre en el pico La Gran Facha con sus 3005 metros.
La Gran Facha o Cúspide de Bachimaña es un pico fronterizo de forma piramidal que separa las cuencas de Piedrafita y Bachimaña.
Ya desayunados y preparados con material de alpinismo iniciamos la caminata, salimos del refugio hacia la izquierda por un sendero que asciende por una pequeña canal, una vez en la parte de arriba seguimos el sendero en dirección este hacia la zona de Campo Plano, pasamos por el Ibón de las Ranas dejando a nuestra derecha el antiguo refugio de Alfonso XIII, que nos recuerda mucho al Zabala de Peñalara, enseguida tenemos a la vista el Ibón de Campo Plano y las paredes de hormigón que iban a embalsar estas aguas, pero que por algún motivo nunca se cerraron y corren libres hasta el Embalse de Respomuso, el sendero continua al otro lado del dique y vemos un cartel indicativo con la dirección correcta, mas adelante cruzamos el rio sin dificultad y nos vamos adentrando en el Barranco de Campo Plano, que al principio se ve bastante agreste y encajonado, subimos por el lado derecho remontando al barranco, tenemos que cruzar algunos arroyos que vienen por nuestra derecha, incluso más arriba todavía cruzamos algún nevero que cubre la ladera, la nieve esta blanda y la huella bien marcada, por lo que se pasa bien sin ponernos los pinchos, siguiendo para arriba sin ninguna dificultad llegamos a una pequeña olla donde se forman los Ibones de La Facha, algunos al tener nieve por debajo del agua presentan un bonito colorido azul, desde aquí ya vemos claramente nuestro próximo objetivo, el Collado de La Facha, la ladera nevada esta mas vertical pero llegamos sin problemas, desde el collado vamos teniendo vista espectaculares de los alrededores, tanto volviendo la vista atrás, hasta el embalse de Respomuso como hacia al frente al Valle de Marcadau ya en territorio francés y donde se encuentra el refugio Wallon.
Tomamos unos frutos secos, bebemos, nos colocamos cascos y para arriba por la ladera norte de la montaña,  el recorrido es fácil pero hay que ir con  precaución ya que el terreno está muy descompuesto y se desprende material con facilidad, vamos siguiendo los hitos o improvisando por los pasos mas cómodos, según vamos ganando altita el terreno es mas agreste y hay que echar las manos en varias ocasiones, la cresta va girando hacia la izquierda y ya podemos intuir la cima, se ven algunos montañeros allí parados, el último tramo que lo hacemos sin mochilas presenta algunas trepadas mas expuestas pero con buenos agarres se hacen sin mayor dificultad, unos metros mas y llegamos a la cima, donde encontramos una pequeña hornacina donde se supone que se coloca alguna imagen religiosa.
Las vistas en 360º son increíbles, reconociendo algunas montañas emblemáticas como Los Infiernos, Balaitus, Vignemale, Frondiellas, el Midi, etc.
Después de las fotos de rigor y alguna charla con los montañeros que estaban y van llegando decidimos regresar por el mismo camino, sabiendo que ahora viene lo difícil, la bajada, que en estos terrenos hay que poner los cinco sentidos, así lo hacemos y llegamos al collado donde aprovechamos para comer y reposar un rato antes de coger camino hasta el refugio