Circular por la Pedriza Sur - El Yelmo

Sábado 19 de octubre de 2019

Descripción de la ruta:


En esta visita a La Pedriza comenzaremos desde el aparcamiento del Tranco, situado al noroeste de Manzanares El Real, entre el límite sur de La Pedriza y el rio Manzanares.
Empezamos la caminata por un pasillo ascendente que hay entre Casa Julián y los chalets, llegamos al sendero y giramos a la derecha pasando una puerta metálica, pasamos por una pequeña pradera donde encontramos una gran roca solitaria, es El Tamboril, continuamos hacia el este y vemos en un alto roquedo el perfil bien definido de una cara, El Indio, y más adelante un magnifico ejemplar de alcornoque agarrándose fuertemente a la roca, este es el Alcornoque del Bandolero, y al lado La Cueva, una gran oquedad entre los bloques graníticos, pasamos por Las Placas del Halcón donde ya hay varios escaladores practicando y llegamos al Collado de la Cueva desde donde tenemos unas amplias vistas de los alrededores, con el embalse en primer plano y a su vera el castillo.
Desde aquí giramos hacia la izquierda en dirección norte siguiendo el sendero PR-1, también conocido como Senda Maeso, pasamos por El Campamento y nos alejamos temporalmente del sendero para visitar La Cueva del Avemaría después de una fácil trepada, volvemos hasta el sendero continuando la marcha y pasando por formaciones como El Caracol, El Candelabro, El Ofertorio y algunas más que la imaginación de cada uno descubre, llegamos a La Gran Cañada, la cruzamos y seguimos por el PR1 hacia arriba, con la intención de llegar hasta El Yelmo, otras formaciones características vamos encontrando a nuestro paso, como El Caracolete, El Abrigo y algún vivac, atravesamos una portilla para llegar a la Pradera del Yelmo y desde aquí dirigirnos hacia la base de tan mítico pico.
Una fácil ascensión por grandes bloque y nos colocamos en la entrada de la chimenea que da acceso a la cima del Yelmo, nos despojamos de mochilas y para arriba, al principio un estrecho pasillo por donde no todos pueden pasar, primero por el espacio disponible y también por la sensación de claustrofobia que da al estar entre dos paredes de granito y donde no te puedes dar ni la vuelta, a continuación encontramos un alto escalón que hay que superar apoyándose en las paredes como cada uno pueda, después todo es más fácil, la chimenea es mas ancha, hay más apoyos y agarres, salimos a la parte superior y enseguida llegamos al vértice geodésico, desde donde las vistas son espectaculares, aunque hoy por momentos se quedaba todo cubierto de nubes, después de disfrutar un buen rato de este sitio mágico comenzamos la bajada por el mismo recorrido, una vez fuera de la chimenea recogemos las mochilas, buscamos un buen sitio y paramos a comer.
Continuamos por la cara sur del Yelmo, por la zona de La Pradera, en dirección suroeste hacia Las Cerradillas, encontrando a nuestro paso otras formaciones curiosas como Las Tres Gracias, El Murcielago y La Torre Valentina, seguimos bajando y volvemos a cruzar La Gran Cañada, seguimos avanzando por La Senda de las Carboneras pasando por EL Vivac del Cachalote y terminando esta preciosa ruta de vuelta en El Tranco.