El laberinto de La Pedriza

SÁBADO 23 MARZO DE 2019


Descripción de la ruta

En esta ocasión nos dirigimos hacia La Pedriza para intentar hacer el recorrido del Laberinto, la idea es aparcar en Cantocochino por eso salimos un rato antes, a ver si no nos pilla la barrera echada.
Después del viaje los planes van saliendo bien, aparcamos sin problema, la media hora de adelanto nos ha venido muy bien, los coches se van aglomerando enseguida y ya no hay sitio para parar.
Después de prepararnos comenzamos la ruta, bajamos hasta el rio, cruzamos el puente de madera y seguimos por el sendero PR2 también llamado La Autopista, siempre con el Arroyo de la Dehesilla a nuestra derecha, hasta que llegamos a la altura del Refugio Giner y cruzamos el arroyo por otro pequeño puente de madera, dejamos el refugio a nuestra derecha y continuamos por un claro sendero hasta la pradera donde se encuentra la gran mole del Tolmo, desde aquí ya nos hacemos una idea de por donde tenemos que seguir para entrar al laberinto, cogemos un pequeño sendero para cruzar de nuevo el arroyo y empezamos a subir en dirección a Las Buitreras, vamos ganando altura entre piedras y arboles, llegamos al Cancho Amarillo y enseguida encontramos una abertura entre dos grandes rocas, es la entrada, pasamos sin dificultad y seguimos subiendo entre rocas, cuando aparece la figura del Capuchino, esa es una señal de que vamos en la dirección correcta, llegamos a una pequeña pradera entre las rocas, donde paramos para comer algo, para continuar podemos hacerlo por un pequeño hueco entre las piedras, o bien por la parte izquierda por encima, al otro lado encontramos un vivac muy bien acondicionado,  incluso con suelo de madera, desde aquí la continuación es difícil de explicar, hay que ir buscando los mejores pasos, bien por debajo de las grandes rocas o bien por encima, es un ir y venir para encontrar el paso adecuado, otra buena pista es cuando llegamos a la Loncha, una gran roca aérea apoyada en otras dos, aquí sabemos que no hay que pasar por debajo, sino ir por la izquierda, después de varios pasos llegamos a un pasillo estrecho por donde tenemos que seguir trepando de roca en roca, otro pasadizo como en la entrada y estamos fuera, el paisaje cambia completamente y ya los arboles abundan, delante tenemos el Torro y las Llamas, otras formaciones graníticas singulares, y lo más importante, ya vemos marcas del sendero que nos llevara hasta el Collado de la Dehesilla.
Un rato de relax para comentar las mejores jugadas y seguimos sendero hacia la derecha, algún paso más entre rocas y para abajo por un empinado camino hasta el collado, llegamos a la hora perfecta para buscar un buen sitio y quedarnos a comer.  

Después de un merecido reposo continuamos sendero abajo por el GR10, pasando de nuevo por el Tolmo, también una rápida visita al Refugio Giner y ya de vuelta por el mismo camino hasta el aparcamiento de Cantocochino.

NIVEL 3  RUTA DESTINADA PARA SENDERISTA CON FORMA FÍSICA ACEPTABLE Y QUE ESTÉN ACOSTUMBRADOS A CAMINAR POR DISTINTOS TERRENOS Y DESNIVELES.